SoluciOnes

Una solución es una mezcla físicamente homogénea, y formada por dos o más sustancias que reciben el nombre del solvente y soluto.
El solvente es la sustancia que por lo general se encuentra por lo general es mayor proporción dentro de las disolución. Las soluciones mas importantes son las acuosas, por lo tanto, el solvente más común es el agua.
El soluto es la sustancia que, por lo general, se encuentra en menor proporción dentro de la solución. Por ejemplo, en una solución acuosa de cloruro de sodio, el agua es el solvente y la sal es el soluto.

  • ClAsEs dE SoLuCiOnEs
  • PrOcEsOs dE DiLuCiOn


    SoLuBiLiDAd

    Existe un límite para la cantidad máxima de soluto soluble en un determinado solvente. A este valor que limita la cantidad de soluto que se puede disolver en determinada la cantidad de solvente se le conoce como solubilidad, y se define como la máxima cantidad de un soluto que puede disolverse en una cantidad dada de un solvente, a una temperatura determinada. Por ejemplo, la solubilidad del cloruro de sodio en agua a 20ºC es de 311 gr/lt de solución, lo que significa que a esta temperatura, un litro de agua puede contener como máximo, 311 ge de NaCl.

  • FaCtOrEs QuE AfEctAn De La SoLuBiLiDaD
  • CoNcEnTrAcIoN dE lAs SoLuCiOnEs


    DiLuCiÓn

    Los reactivos disponibles en el laboratorio se encuentran, por lo general, en forma de sólidos o en soluciones comerciales muy concentradas. Con cierta frecuencia, es necesario preparar soluciones menos concentradas, a partir de estos materiales, para loa cual debemos diluirlas. Al diluir el volumen del solvente, aumenta el de la solución, mientras que el número total de moles o de moléculas del soluto permanece igual. Esto significa, que el número de moles o de moléculas del soluto al principio y al final, es el mismo. Lo más común es que las concentraciones de las sustancias se encuentren expresadas como molaridad. Si partimos de una solución inicial n1=M1 * V1, para obtener una segunda solución n2=M2 *V 2, debe cumplirse que el numero incita de moles sea igual al numero final de moles (n1 = n2).De ahí deducimos que M1 * V1 = M2 * V2.Esta expresión es la clave para determinar el volumen final, V2, o la concentración final, M2, según sea el caso. Cuando la concentración de la solución se expresa como normalidad, podemos basarnos en una generalización de la expresión anterior.

  • PrOpIeDaDeS cOlIgAtIvAs De LaS SoLuCiOnEs


    AtRaS